noviembre 30, 2012

Aquellos años maravillosos

Cierro mis ojos y lentamente comienza a llegar la inspiración que viene de la mano de recuerdos de tiempos pasados de mi adolescencia. Una etapa de cambios, de alegrías, de tristezas, de sueños y de temores por un futuro que en ese entonces parecía incierto. Recuerdo los últimos días de colegio, lo difícil que fue la despedida entre compañeros y amigos. Tantos años juntos, tantas experiencias compartidas, tantas anécdotas y vivencias que jamás olvidaré. Como tampoco olvidaré a mis queridos profesores, cada uno tan distinto y tan especial. A cada uno de ellos les estoy profundamente agradecida, no sólo por su calidad docente sino por su calidad humana. 

Recuerdos imborrables para mí, como los minutos de recreo y el compartir un membrillo con mi mejor amiga. Eternas conversaciones que sólo eran interrumpidas por las campanadas que anunciaban que las clases debían continuar. Y allí siempre estaban goma y lápiz, inseparables compañeros también, y los cuadernos, cuyas hojas a final de año se convertían en verdaderos tesoros con los mensajes de despedida escritos por los queridos amigos. 

Como olvidar la etapa de los primeros pololeos. ¿Quién no estudió con la imagen del niño que le gustaba entre letras y fracciones? ¡Tantas penas de amor, tantas alegrías y tantas ilusiones! ¿Y quien no lloró por una mala calificación? ¿O quién no se alegró hasta dar saltos por una buena? 

No sé en que momento comenzó mi camino hacia la adultez. Ahora que miro hacia atrás pienso que cada experiencia vivida, buena o mala, me enseñó algo que me ayudó a crecer como persona, a ser la mujer adulta, madre y esposa que soy hoy en día. 

Me conecto con el sentimiento que me provoca el recordar todo lo que he dejado atrás y siempre, gracias a Dios, es un sentir absolutamente positivo. Porque no guardo rencor, porque no tengo asuntos inconclusos. Cada etapa vivida pertenece al pasado y tiene valor en mi presente en la medida que las tomo como instancias de aprendizaje. Todos tenemos historias que recordar, algunas más alegres que otras, pero todas son valiosas, porque todas pertenecen al libro de nuestras vidas. 

¡Que época más bonita! De ilusiones, de esperanzas y de inocencia, porque no hay nadie que no haya creído que las estrellas nos cuidaban desde lejos y que todo el mundo cabía en un pañuelo. 

La vida continúa y esos recuerdos quedarán por siempre atesorados en mi corazón. Sigo disfrutando de la etapa que vivo hoy en día junto a la familia que he formado. Y seguramente en un futuro cercano le contaré  a mi hijo que su mamá también fue a la escuela. 

  

Pd) Gracias estimados amigos por seguir visitando y comentando en mi espacio. Es su presencia la que me motiva a seguir escribiendo. ¡Les deseo un buen fin de semana!

Lady Blue

18 comentarios:

  1. Cualquier tiempo pasado fue mejor, así reza el
    dicho pero yo creo que se añoran las cosas que
    fueron buenas y que siempre se quedan con nosotros.
    Un abrazo y que ese tiempo que vives ahora en el
    futuro te sepa tan bonito como el que ahora nos
    presentas.

    ResponderEliminar
  2. Hola amiga Lady! hacía bastante, vaya a saber por que razón, no nos hemos encontrado en "cibernia" el país de los soñadores que escriben y transcriben sueños e ilusiones de contagio. Refleja tanto la realidad del hoy. Tus letras dejan entrar en la sencillez de tu espíritu y reflejan una pila de moralejas sacadas de la vida aprovechada. Es un gusto leerte. Te envío un saludo afectuoso y un deseo de bien para los tuyos y tuyitos.

    ResponderEliminar
  3. Que hermoso texto..que elocuentes palabras para mirar el pasado como parte de la historia vivida ,especialmente la de colegio,...sin rencores ni tristezas sino como una catapulta para el futuro que lo es "hoy", pues el futuro se espera pero se vive el "hoy" como tan bellamente lo expresas. Recordar como hemos madurado, cosa que seguiremos haciendo, a partir de lo ya vivido y lo que somos hoy, creo que es un gran salto en el ser persona más felices. Felicitaciones por regalarnos parte tu vida y reflexionar sobre ello. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Precioso amiga !!! Me siento totalmente identificada en tus palabras, yo no podia haberlo expresado mejor. A veces miro hacia atras y me sorprende ver lo poco que queda de esa niña mocosa llena de miedos y de curiosidad, aunque tambien de ilusiones.
    Gracias por compartir tus palabras.
    Un millon de besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Precioso lo que has compartido, epocas de suelos y grandes esperanzas. De realidades con globos de colores.
    Siempre habra buenos momentos para compartir con los hijos.

    Cariños y buen fin de semana!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Que bonitos recuerdos y que dicha por vivirlos. Esos amigos de la infancia y de la escuela que jamas se olvidan, que bonito. Solo deseo que en lo adelante todo sea felicidad y amor para ti.

    Te dejo un beso y se feliz!

    ResponderEliminar
  7. Hola Blue blue, buenas noches,
    cuantos recuerdos, muy lindo tu relato,
    has traido muchos momentos a mi mente,
    te podrás imaginar que clase de recuerdos tengo yo! =)
    mira, me has dado una idea, dentro del face vikingo les pediré a mis conocidos de hace ya 20 años que dejen una acécdota que hayan vivido conmigo jajaja... nooooooo mejor no! =)
    pues allí aparecería nuestro amigo en común! =)

    magnifica entrada, ah me olvidaba, yo lloraba cuando me sacaba una buena nota, las otras eran algo normal! =(

    te deseo un hermoso fin de semana
    cuidate y disfruta de la familia.
    besitos

    ResponderEliminar
  8. Tu entrada me recuerda a mi infancia a mis hermanos cogidos los cuatro de la mano camino del colegio a mi pobre madre despidiendonos desde la puerta de casa, al patio del colegio repleto de niños dividido por una reja donde jugaban las niñas, hoy me pregunto donde estarán aquellos niños de mi infancia, que seria de mi colegio de mi profesor y de todo aquel mundo que me rodeaba, hoy que soy un hombre de cincuenta y seis años me paro a pensar lo vivido y pasado, fui niño en Alemania, aquella Alemania del muro de la vergüenza que por cierto conocí vigilado desde ambos bandos, mi adolescencia paso por Barcelona y desde el ochenta y uno regrese a mi Jaén natal, perdona creo que me e salido del tema, desde Jaén un abrazo y feliz dia










    ResponderEliminar
  9. Qué bonito lo has narrado mi querida Lady.
    Tenemos que estar muy contentos de que la vida nos haya dado la oportunidad de vivir esos momentos y aún más de que nos permita vivir los actuales.
    Un beso y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  10. Me temo que mi infancia no sea un tiempo para recordar. Sin embargo, me quedo con lo bueno. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Gracias a todos esos recuerdos que hoy nos compartes, son los que te han traído a tu buen presente. Y siempre hay que ser agradecido, por lo bueno y lo no tanto, porque de todo, se aprende, se crece y ademas es lo que ayuda a elegir el camino.

    Me alegra por ti.
    Un abrazo enorme y que tengas una preciosa semana.

    ResponderEliminar
  12. Lady Blue, que hermosos recuerdos describes!! Me alegro que tu corazón esté lleno de bellas remembranzas!! Hay una canción muy hermosa que empieza así : "Que tiempo tan feliz...." y se refiere a los maravillosos recuerdos de tiempos pasados. Me alegro que lo hayas vivido así!! Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  13. Una entrada entrañable llena de tus recuerdos, muy parecidos a los de casi todos los niños que hemos tenido la suerte de poder ir a un colegio.
    Es cierto, Lady, de lo malo, como de lo bueno, aprendemos mucho. Y no debemos olvidar la importancia tan grande que tienen los primeros cinco años de la vida de una persona, para un crecimiento equilibrado, tanto en el hogar como en el colegio.

    Un besito enorme, y buena semana!!!

    ResponderEliminar
  14. Qué de recuerdos querida Lady Blue. Se me ha pasado la vida entera frente a los ojos e hiciste resucitar momentos olvidados en el liceo en Santiago de Chile.
    Tienes una destreza maravillosa para relatar, es como si los personajes se moviéran popr su propia cuenta.
    Un abrazo grandote a la chilena,

    Ian.

    ResponderEliminar
  15. Hola querida amiga
    Después de tanto tiempo!!!
    La verdad que a mi los recuerdos me encantan, siempre estoy volviendo a ellos porque son parte de mi vida, de lo que soy, de mi historia.
    Aunque sean tristes.

    Un beso grande
    Me alegra verte de nuevo.
    Cariños

    ResponderEliminar
  16. Hola querida amiga!!

    que lindos recuerdos amiga,con ellos me hiciste remontar a mis años de mozuela jajaja creo que todos hemos pasado por situaciones y sentimientos similares, hemos vivido, gozado, amado, y tropezado... en lo particular fue una de mis mejores etapas y que recuerdo con mucho cariño, gracias a ti por compartirlas con nosotros!

    ResponderEliminar
  17. Qué bellos recuerdos!!
    Todos, los afortunados, tenemos un cofre, de esos recuerdos y nos sentimos agradecidos, de poder mirar hacia atrás, con una sonrisa en el corazón!!

    Besossss amiga y linda semana!

    ResponderEliminar
  18. Gracias mis queridos amigos por sus bellos comentarios, todos son muy especiales e importantes para mí. Poco a poco, en la medida que el tiempo me lo permite, voy pasando por sus lindos espacios para disfrutar de sus letras. Un abrazo afectuoso a cada uno de ustedes.

    ResponderEliminar

Gracias amigos por estar presente y ser parte de mi "Espejo del Alma". Gracias por sus palabras, las que me motivan a seguir compartiendo con ustedes este pedacito importante de mi vida. Gracias por el cariño que me demuestran en sus comentarios, el que alimenta mi corazón día a día de sabiduría y amor.