agosto 29, 2006

Paren el mundo que me quiero bajar!

No todos los días son buenos. Para mí hoy fue uno de esos días en que piensas que lo mejor hubiese sido no levantarse. Hoy sentí ganas de parar el mundo para poder bajarme y dejar de ser parte de él. Descansar un momento, rendirme, sacar mi bandera blanca, simplemente no estar.

A veces las cargas se hacen demasiado pesadas y todo, absolutamente todo te sale mal y aún cuando deseas que todo esté bien y te entregas a la fe simplemente nada funciona, pasan los minutos y recibes golpes que te siguen dejando en el suelo.Te llueve sobre mojado, las palabras te hieren como picadas de avispas, las ideas dan vueltas y vueltas a una velocidad insoportable en tu cabeza que está a punto de estallar. Te dan ganas de quedarte inmóvil, dejar de respirar para poder al menos por algunos segundos estar tranquilo.

Lo más seguro es que sientas frío, que las piernas te tiemblen, que tu cuerpo te duela, que tu mirada se pierda y que tu rostro se empape de lágrimas.

Más tarde suena tu teléfono o revisas tu correo electrónico y recibes otra mala noticia. Tienes la sensación de que hagas lo que hagas todo seguirá igual. Te dan deseos de arrancar o de gritar, pero mejor te detienes y te callas para evitar más problemas. 


Las decepciones también duelen. Y duelen porque cometemos el grave error de olvidar que no todos los seres humanos somos iguales. Por ejemplo, lamentablemente existen personas que no saben el verdadero significado de la palabra amistad y tampoco entienden lo que significa ser honesto



En lo personal una de las cosas que más me molesta en la vida es la traición. Mi frase preferida es: "más vale una verdad que te deje herido a una mentira que te mate". Yo no perdono el engaño, no justifico la falta de sinceridad. No puede haber ninguna razón para mentir. Y no me vengan con el cuento de las mentiras blancas, si las mentiras nunca han sido de colores.

La vida sigue. Mañana será otro día. 






16 comentarios:

  1. Todos tenemos días así, donde es más la desesperación que la luz. Sin embargo, como todo finalmente...

    Esto también pasará.

    Que hermoso leer que aún en medio de la desesperación y la tristeza tienes el apoyo de tu pareja.

    Parte del equilibrio.

    Mis felicitaciones a ambos por ese apoyo y mis mejores deseos.

    Un abrazo sincero.

    ResponderEliminar
  2. Detras de cada mentira existe una persona cobarde, lo malo es que cuendo explotan las mentiras les afectan a todos, menos al cobarde que las dijo.
    Todos tenemos dias malos y otros mas que malos, pero tu tienes en quien apoyarte y quisiera yo poder apoyarme en ustedes.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Hay dias, a veces semanas que nos sentimos asi.... en que todo sale mal, y es una cosa tras otra.

    Pero debemos ser fuertes, y seguir luchando porque esta vida sea mejor, y si estamos acompañadas MEJOR AUN =)

    besos!!!

    ResponderEliminar
  4. La vida nunca nos coloca pruebas de las cuales no seamos capaces sortear.

    Somos nosotros los que en ocasiones por nuestra negligencia desistimos de luchar y caemos.

    Abrazos felinos.

    PD: lo digo por efecto de causa.

    ResponderEliminar
  5. por cierto casi lo olvido muy bonito quedo tu blog.

    ResponderEliminar
  6. EDMUNDO DANTES: Sí, ya pasó. Gracias por tus buenos deseos. Siempre eres bienvenido por estos lados. Saludos!

    CAROLINA: "Detrás de cada mentira hay una persona cobarde." Es muy cierto lo que dices Carito. Pero como lo conversamos, la vida siempre se encarga de que esas personas que nos dañaron paguen por lo que nos hicieron. No vale la pena sufrir por alguien que no nos merece. Hey! sé que puedo contar contigo y quiero que tú también sepas que puedes contar conmigo. Besitos!

    CONELY: La lucha continúa. Yo nunca me quedo en el suelo, menos ahora que tengo que estar con el hombre que amo... firme nomás jeje. Besos!

    GATTO: Interesante, creo que tienes mucha razón. Gracias por tu opinión. Saludos!

    ResponderEliminar
  7. el mundo esta hia dando vueltas y vueltas, pues se detiene solo para respirar un poc de alegria, sea esta noche o una palabra

    ResponderEliminar
  8. claro que el mundo sigue... y el mundo esta ahi... pararlo.mmmm..

    claor que he tenido ganas de que pare... pero despues de algunas vueltas.. entiendo que claramente no va a parar... menos por que yo quiero...

    Asi que empiezo de a uno por uno a ver todas esas cosas... solucionarlas... de los pequeños.. esos se solucionan solos.. los grandes.. no tienen solucion.. asi k me preocupo sol de los problemas medianos...


    cariños¡

    ResponderEliminar
  9. PEYOTE: Ni para respirar alegría se detiene, en realidad somos nosotros los que a veces tenemos que bajarnos de él para sentirnos un poco más tranquilos. Saludos.

    SERGINHO: Bienvenido. Como dije antes, lamentablemente no-se-detiene. Pero nosotros sí tenemos la capacidad de decir basta! respirar un poco de aire nuevo y continuar girando en este mundo tan loco a veces. En cuanto a los problemas... uhm... trato de hacer lo mismo que tú, solucionarlos de a uno, pero me complico igual, todos me preocupan, todos son igual de importantes, para mí no hay problemas con distinción de tamaño. Agotador. Ojalá pueda relajarme un poquito, tomar aire y continuar... Bytes!

    ResponderEliminar
  10. La vida es un camicace, ahora estamos hasta arriba disfrutando, y mañana abajo retorciéndonos y hasta con vómitos…Los días buenos y los días malos son simple y sencillamente pasajeros y nada es totalmente negativo si se nota que entre lo apestoso se puede sacar algo aun oloroso…El caso es aprender a que la vida se guisa con cada minuto que pase y solamente queda saborearla.

    -Ahí cuando guste me echa un telefonazo y yo le paro el mundo; no en vano desayuno todos los días leche con chocolate. Por lo tanto con un solo dedo podría hacerlo, mejor que Súper Man!!, nadie, nadie la bajara. De eso estoy seguro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Desgraciadamente el engaño está ahi y hay que ir con cautela..para que no nos desengañemos..
    Por cierto te invito a participar en el tren de poesia..todavia no ha empezado, es facil solo tienes que seguir la estrofa de otra en la que todos participamos..solo pido tu permiso para dar tu blog en esta pagina echale un vistazo
    http://trendepoesia.blogspot.com/
    es sencillo y bello,.
    besos

    ResponderEliminar
  12. Con un compañero al lado que te dé sus hombros y su amor incondicionalmente.. ¿a qué se le puede tener miedo? A un día malo desde luego que no. ¡¡Y a mil días malos tampoco!!

    ResponderEliminar
  13. Hola mi recordada y extrañada amiga, comparto todo lo que dices, siempre habrá algunos días más difíciles que otros y el deseo a veces de "tirar la toalla", pero siempre habrá también un motivo para seguir, el aliciente para no demayar y continuar con la lucha diaria...por otro lado, tienes mucha razón, no hay nada peor que la deshonestidad y el engaño. ¿Es tan difícil ser auténtico, respetarse asi mismo y respetar a los demás?.

    Te dejo un beso grande y un fuerte abrazo a la distancia.

    ResponderEliminar
  14. Aunque algo atrasado FELIZ DIA DEL BLOG!
    dese una vueltecilla por el mio, que un regalo alli encontraras.

    Chaup, besos.

    ResponderEliminar
  15. La ùltima vez que leì esa frase: "Paren el mundo que me kiero bajar"...fue en ellibro de Rivera Letelier (canciòn para caminar sobre las aguas)...
    un abrazo...
    PD1: Al final vale la pena seguir girando en este mundo loco.
    PD2: Perdòn la intromiciòn

    ResponderEliminar
  16. Antes de la decepción hubo ilusión. Si no hay ilusión no hay ganas de nada. Es mejor caer y luego saber levantarse, que no quedar quieto toda la vida.
    A todos nos pasan esas cosas. Pero no todos tienen amigos/as como tienes tú. Anímate y motívate con nosotros, te apreciamos.

    Un abrazo.

    bohemiamar.

    ResponderEliminar

Gracias amigos por estar presente y ser parte de mi "Espejo del Alma". Gracias por sus palabras, las que me motivan a seguir compartiendo con ustedes este pedacito importante de mi vida. Gracias por el cariño que me demuestran en sus comentarios, el que alimenta mi corazón día a día de sabiduría y amor.